Un proceso de rehabilitación siempre es un reto para un estudio de arquitectura, hay que mantener una estructura pero también hay que modificarla, en el caso del Mercado de Abastos de Vitoria-Gasteiz nuestro estudio de arquitectura tuvo que tener en cuenta un parámetro más: el edificio no podía ser evacuado para realizar nuestro trabajo por lo que tuvimos que convivir comerciantes, visitantes, clientes, operarios, máquinas, etc.

El proceso de rehabilitación integral supuso una importante mejora de la accesibilidad al edificio; se dotó al mismo de rampas mecánicas, de nuevas puertas de acceso y de ascensores.Los tradicionales mercados de abastos sufrieron hace unos años una brutal competencia por parte de las grandes superficies y los supermercados de gran tamaño en el centro de las ciudades. Los responsables de estos mercados tenían dos vías ante el reto de las nuevas formas de comercialización: renovarse o morir…

inicio

Rehabilitación y arquitectura del Mercado de Abastos de Vitoria-Gasteiz.

Un proceso de rehabilitación siempre es un reto para un estudio de arquitectura, hay que mantener una estructura pero también hay que modificarla, en el caso del Mercado de Abastos de Vitoria-Gasteiz nuestro estudio de arquitectura tuvo que tener en cuenta un parámetro más: el edificio no podía ser evacuado para realizar nuestro trabajo por lo que tuvimos que convivir comerciantes, visitantes, clientes, operarios, máquinas, etc.

El proceso de rehabilitación integral supuso una importante mejora de la accesibilidad al edificio; se dotó al mismo de rampas mecánicas, de nuevas puertas de acceso y de ascensores.Los tradicionales mercados de abastos sufrieron hace unos años una brutal competencia por parte de las grandes superficies y los supermercados de gran tamaño en el centro de las ciudades. Los responsables de estos mercados tenían dos vías ante el reto de las nuevas formas de comercialización: renovarse o morir…

Afortunadamente en el caso de Vitoria-Gasteiz la plaza optó por renovarse, y se decidió efectuar una reforma de calado, no una solución cosmética , si no una reforma de envergadura; el objetivo relanzar la tradicional plaza de abastos (o Mercado de Santa Bárbara) al siglo XXI.

El proyecto incluyó la renovación de toda la envolvente de la construcción mediante una nueva fachada de cristal y acero. Además se creó una cubierta ajardinada que relaciona el exterior del edificio con el interior. La búsqueda de esa relación entre exterior e interior se ve reforzada por una amplia arcada en la fachada principal, el espacio creado puede ser utilizado como terraza de los locales de ocio o como expositor al aire libre de flores o verduras facilitando el tránsito entre los visitantes en días de lluvia y crea un acceso al interior más natural. Un edificio que gracias a entidades como la Fundación Abastos Fundazioa se ha integrado perfectamente en el tejido de nuestra ciudad.