El equipamiento de la ‘Escuela de Cocina Diocesanas’ en Vitoria-Gasteiz fue un proyecto realizado por nuestro estudio en el año 2005. El objetivo fundamental de ‘Bárcena y Zufiaur’ al realizar este trabajo fue crear un entorno capaz de conectar a la audiencia con los ponentes. La Escuela de Cocina es un lugar donde se imparten clases de cocina; un aula en la que el alumnado debe tener una clara visión del plato o de la preparación que se está realizando en ese momento, no puede haber ángulos muertos o puntos con una visión deficiente del ‘escenario’ que en este caso es una cocina industrial. El enfoque que dimos al proyecto fue el de un aula escalonada; así alumnos y alumnas disponen de espacio, luz directa en sus mesas y perfecta visión de la zona de preparaciones. Además por su dimensiones se establece un diálogo entre cocineros, bromatólogos, chefs, etc. y el alumnado.

La Escuela de Cocina Diocesanas forma parte del proyecto Egibide que nació en 1982 siendo pionera al convertirse en la primera Escuela de Hostelería de Álava. El objetivo de la Sala de Demostraciones Gastronómicas, este es el nombre oficial del aula es la organización de encuentros de índole gastronómica, se realizan clases y demostraciones de cocina o de repostería pero también hay exhibiciones de maquinaria de cocina o presentaciones de vinos o productos gastronómicos. Además en ocasiones también hay videoconferencias o se proyectan películas.

Un amplio espacio lleno de color y texturas para estimular la creatividad, un espacio lleno de impactantes fotografías que nos recuerdan el objetivo del equipamiento: el mundo de la cocina, los alimentos y el catering. Un mobiliario sencillo que rompe la monotonía con el juego de colores de las sillas. Un espacio vivo que genera sinergias entre alumnos y profesionales de la cocina. Vía MIMOA. Fotografía: Pedro Pegenaute