Construir una casa, un museo, un edificio de oficinas, una nave industrial… consiste en dar respuestas a las necesidades del cliente. Este es el caso de David Chipperfield con el Museo Jumex; con el objetivo final de crear un lugar de exposición para la extensa colección de la Fundación Jumex el arquitecto británico en colaboración con el estudio local TAAU creó un edificio que respondía al programa de necesidades del cliente. Por un lado una zona específica para la colección de arte contemporáneo de la Colección Jumex así como para exposiciones temporales en los 2 pisos superiores que aprovechan al máximo la luz natural con la estructura de dientes de sierra. Por otro lado la zona administrativa, de depósito, de acceso, etc. Además el edificio cuenta con 4 plantas para el estacionamiento de vehículos.

Estos mismos requerimientos son los necesarios  cuando en nuestro estudio el cliente se presenta con su idea de construir una casa; eso sí a una escala diferente… pero nuestro cliente quiere disponer de su zona de disfrute, de una zona donde alojar los servicios de la vivienda y finalmente de un garaje. La misma lógica se plantea con un museo o con una nave industrial. Nuestra labor como profesionales de la arquitectura es lograr satisfacer las necesidades del cliente, cumplir la normativa, ahorrar costes y si es posible crear un edificio en sintonía con el paisaje o con el contexto de una forma armónica.

Vía Dezeen. Fotografía: Rory Gardiner