Normalmente los estudios de arquitectura analizamos la trama donde el edificio que vamos a construir se inserta. La escala, el entorno histórico o cultural, el urbanismo de los edificios colindantes, etc determinan el nuevo edificio. En el caso del Museo Jumex esta premisa no se cumple. En este distrito de México DF no hay un paisaje urbano como tal, hay una serie de edificios que no presentan ninguna coherencia entre ellos por tanto el estudio de David Chipperfield crea un edificio nuevo sin conexión con su entorno… ya que éste brilla por su ausencia.

inicio

Arquitectura sin contexto; el Museo Jumex de David Chipperfield Architects.

Normalmente los estudios de arquitectura analizamos la trama donde el edificio que vamos a construir se inserta. La escala, el entorno histórico o cultural, el urbanismo de los edificios colindantes, etc determinan el nuevo edificio. En el caso del Museo Jumex esta premisa no se cumple. En este distrito de México DF no hay un paisaje urbano como tal, hay una serie de edificios que no presentan ninguna coherencia entre ellos por tanto el estudio de David Chipperfield crea un edificio nuevo sin conexión con su entorno… ya que éste brilla por su ausencia.

14 columnas y la búsqueda de la luz son la base para que este edificio se integre en la plaza pública y acomode una importante colección privada de arte. La planta baja se fusiona con la plaza, se crea un amplísimo porche en el que el espacio privado se funde con el público, una unión entre el exterior y el interior con una continuidad absoluta, la cafetería del museo funciona como un espacio intermedio que resta solemnidad a un museo y que acerca la colección de arte al público. Lejos quedan los tiempos de escaleras imperiales para acceder a una imponente puerta principal.

El rasgo más distintivo del edificio es la galería del tercer piso, el techo está formado por unos dientes de sierra que buscan el máximo aprovechamiento de la luz natural, se crea una mezcla de luz natural y artificial que permite que las obras expuestas se vean con una luz uniforme. Esta luz ambiental además puede ser controlada según las necesidades de la exposición. El edificio se consolida como una ‘rara avis’ en un contexto de edificios comerciales sin carácter; un pequeño edificio en comparación con aquellos que le rodean pero que aporta un discreto e interesante protagonismo. Vía Dezeen. Fotografías: Rory Gardiner.