El estudio del arquitecto Max Dudler  creó un edificio multiusos para la Universidad Jacobs de Bremen, una entidad privada de carácter internacional situada en la ciudad hanseática. El centro puede acoger actividades deportivas y puede ser utilizado con centro de conferencias. Se trata de un edificio aislado que se ha convertido en un punto primordial de la universidad. En el centro del edificio se encuentra la inmensa sala principal rodeada por un anillo de salas funcionales. La organización se asemeja a la de un antiguo templo una gran sala principal rodeada de celas. Esta idea de templo se ve reforzada en el exterior con una impresionante columnata de ladrillo clinker tan propio de las ciudades del norte de Alemania, especialmente de las localidades de la Liga Hanseática.

El contraste del edificio se crea entre dos elementos, por un lado la columnata de ladrillo y por otro los amplios espacios acristalados abiertos en todas las fachadas, de esta forma la construcción está bañada por luz natural.

El Centro Deportivo y de Conferencias tiene ciertas reminiscencias del Altes Museum en Berlín de Karl Friedrich Schinkel así como del Crown Hall del IIT (Illinois Institute of Technologie) diseñado por el arquitecto Ludwig Mies van der Rohe. El edificio también tiene referencias del ‘expresionismo en ladrillo’ (backsteinexpressionismus) la variante de la arquitectura expresionista que tanto éxito tuvo en Alemania en los años 20 así como a los edificios históricos de la Hansa.

El centro permite actividades deportivas de uso único, dual o cuádruple, y podría albergar una competición de carácter nacional sin ningún inconveniente; pero además podría albergar una conferencia para 1500 asistentes. Además de todo esto incluye una zona de remo, un gimnasio, vestuarios, duchas, zonas de ocio, almacenamiento, etc. Todo dentro de un edificio sin estridencias y que respira un aire minimalista y muy sereno. Vía Architizer.